¡Restaurar el  Palacio de la Marina!

¿Cómo restaurar un monumento que ha vivido varias vidas, como el Palacio de la Marina? Acompáñenos para descubrir los secretos de una obra excepcional, que tuvo lugar en la Plaza de la Concordia, en el corazón de París, entre 2017 y 2020.

En 2015, el ministerio de la Marina dejó el Palacio de la Marina en París para incorporarse al nuevo emplazamiento del ministerio de Defensa al sur de París. A continuación, el monumento fue confiado al Centre des monuments nationaux. Objetivo: restaurar el edificio y permitir a los visitantes revivir la época del Guardamuebles de la Corona en el momento de su construcción en el siglo XVIII.

Un compromiso: restaurar la atmósfera del siglo XVIII

Luego de más de 200 años de presencia del ministerio y el personal de la Marina en el Palacio de la Marina, la organización interna del edificio, así como la decoración, habían cambiado radicalmente.
El Centre des monuments nationaux, al cual se encomendó la gestión del monumento y su apertura al público, ha optado, siempre que ha sido posible, por restaurar la decoración original: la del Guardamuebles de la Corona en el siglo XVIII, testimonio excepcional de la excelencia arquitectónica y decorativa en Francia.

Hablamos de "restitución", pues el objetivo es devolver al edificio su aspecto original, es decir aquel que poseía en su construcción, en el siglo XVIII. El CMN y los equipos de conservadores-restauradores tuvieron la agradable sorpresa de descubrir los murales, techos y suelos originales bajo las sucesivas adiciones de los siglos XIX y XX.
Una oportunidad única para los visitantes, que podrán sumergirse en la atmósfera excepcional de un aposento de la época de la Ilustración. Por su parte, los salones de gala que se encuentran junto a la logia han mantenido el diseño previsto por el ministerio de la Marina a mediados del siglo XIX.
 

L’échafaudage dressé dans la cour de l’Intendant, l’une des cours intérieures de l’Hôtel de la Marine
El andamio ubicado en el patio del intendente, uno de los patios interiores del Palacio de la Marina. © Benjamín Gavaudo

En detalle: ¿restituir o restaurar?

La apertura al público del Palacio de la Marina llevó al Centre des monuments nationaux y a sus conservadores a combinar la restitución y la restauración del edificio. Pero, de hecho, ¿cuál es la diferencia entre ellas?

Restitución: es el acto de devolver un objeto a su estado original eliminando los rastros de modificaciones y alteraciones posteriores que haya sufrido.

Restauración: consiste en renovar una obra o un monumento intentando respetar al máximo su estado actual y su estilo.

En el Palacio de la Marina, se decidió restituir los aposentos del intendente, en el estado original de finales del siglo XVIII, borrando las huellas de la presencia del ministerio de la Marina.
Esto fue posible gracias al descubrimientode las pinturas originales, bajo las capas de pinturas más recientes, y a su restauración, así como al uso de materiales y técnicas de la época.

¿Lo sabía?

¡Esta obra es una de las más grandes de la capital!

Restaurar el edificio (2017-2019)

La primera fase de la obra consistió en devolver el edificio sus volúmenes originales.

A lo largo de dos siglos, las necesidades de espacio de la Marina fueron evolucionando: más oficinas, instalación de ascensores, pero también acondicionamientos para las nuevas tecnologías como la electricidad, el teléfono e incluso Internet. Para ahorrar espacio, algunas salas fueron divididas en entreplantas, es decir que se creó una planta intermedia para duplicar la superficie.
En la primera planta, la antigua galería de los bronces, que da al patio interior, también se había cerrado y entrepisado para ganar espacio.

Así pues, la primera fase de la obra permitió eliminar estos añadidos para devolver al edificio su estado original, tanto externo como interno. 

Las obras del Palacio de la Marina no son solo una restitución del estado original del edificio.
El adjudicador quería imprimir un toque de modernidad cubriendo el patio del intendente con un techo de cristal y proporcionando al patio de honor un suelo iluminado.

Gracias a las obras emprendidas, el edificio es un bello ejemplo del diálogo entre el siglo XVIII y el siglo XXI.

 
La verrière d’une superficie de 300 m2 créée par Hugh Dutton couvre la cour de l’Intendant
El techo de cristal de 300 m2 creado por Hugh Dutton cubre el patio del intendente. © HDA-Nicolas Trouillard

(Re)descubrir las decoraciones pictóricas de los aposentos del intendente

¿Cómo revelar las decoraciones que datan de varios siglos?
¡Basta con raspar un poco! En efecto, los estudios y reconocimientos previos a las obras de restauración permitieron descubrir desde muy temprano, bajo las capas de pintura y decoraciones añadidas a lo largo de los años, las pinturas originales de los aposentos del intendente.

La misión de los equipos de restauradores era, mediante el uso de bisturíes, retirar, descascarar, borrar, y frotar centímetro cuadrado por centímetro cuadrado las pinturas recientes, a fin de redescubrir las impresionantes decoraciones del siglo XVIII.

Una verdadera búsqueda del tesoro.

 
Une restauratrice en plein travail de dégagement des couches de peintures ajoutées après le XVIIIe siècle
Una restauradora en plena sustracción de las capas de pintura agregadas después del siglo XVIII. © Benjamín Gavaudo
 

¿Lo sabía? 

Los obreros que trabajaron en el Palacio de la Marina en la década de 1770 son los mismos que trabajaron en el Palacio de Versalles.

Se presta especial atención a los muebles y tejidos

Gracias a los inventarios del mobiliario del Guardamuebles, fue posible identificar la mayoría de los muebles y tejidos presentes en el Palacio de la Marina en el siglo XVIII.

Marc-Antoine Thierry de Ville-d'Avray, intendente del Guardamuebles, realizó un inventario general de las colecciones de la institución en 1774, que todavía se sigue utilizando como referencia

¿Qué podría ser más importante que los muebles para devolver al edificio su antiguo aspecto? El Centre des monuments nationaux adquirió recientemente dos muebles únicos del ebanista Jean-Henri Riesener: una cómoda y un escritorio en armario.
El primero es representativo del estilo del ebanista del rey; el segundo, clasificado como tesoro nacional, es producto de un encargo del intendente Pierre-Elisabeth de Fontanieu para el amueblamiento de sus aposentos privados.

La restauración de la decoración, impulsada por el Centre des monuments nationaux y sus expertos, también pone en valor las cortinas, tejidos para mobiliario y empapelados, a fin de devolver a las habitaciones de los aposentos del intendente y a las salas de recepción, su aspecto original.

 

Mise à jour des décors d'origine grâce à l'intervention de restauratrices du patrimoine
Restauración de las decoraciones originales gracias a la intervención de restauradoras de patrimonio - © Benjamin Gavaudo

Para ello se compraron tejidos de época a comerciantes o en ventas públicas: damasco carmesí, brocados, etc. Estos tejidos se utilizaban para revestir los muebles, especialmente los asientos.
Los restauradores también han encontrado suficiente damasco carmesí para decorar por completo el gabinete dorado de Pierre-Elisabeth de Fontanieu. 

Dos habitaciones, el dormitorio de Thierry de Ville d'Avray y el dormitorio de la señora Thierry de Ville d'Avray, estaban completamente decoradas con tejidos. Desafortunadamente, no fue posible encontrar suficiente tejido para rehacer completamente la tapicería con tela de época.
El Centre des monuments nationaux ha realizado numerosas pruebas para obtener una representación textil lo más cercana posible al tejido original.
Los portieres del dormitorio de Thierry de Ville d'Avray, actualmente conservados en el Museo de Boston, constituyen una referencia importante para esta obra de restauración.

La obra en números

● 3 años de obra

● 1200 m² de decoraciones a retirar

● 130 millones de euros de presupuesto

● + 40 empresas involucradas en las obras

● 500 muebles y paneles restaurados

● 330 m² de techo de cristal creado para cubrir el patio interior

● 12 700 m² de superficie total renovados, incluyendo 6200 m² para espacios abiertos a los visitantes

 

Les restauratrices effectuent des sondages en enlevant les couches de peintures une par une et découvrent les décors peints d'origine
Las restauradoras realizan inspecciones retirando las capas de pintura una a una, descubriendo las decoraciones pictóricas originales. © Benjamín Gavaudo

Palabras de Delphine Christophe

Delphine Christophe, directora de conservación de monumentos y colecciones del Centre des monuments nationaux y responsable de las obras del Palacio de la Marina, nos habla sobre este proyecto.
 

 "Hasta el momento, y al margen de las Jornadas Europeas del Patrimonio, el Palacio de la Marina apenas ha estado abierto al público. Por ello, los visitantes podrán redescubrir por completo el edificio y especialmente los aposentos del intendente

Es un proyecto excepcional debido a nuestra posición para la restauración de estos aposentos: la elección de revelar las pinturas originales, el trabajo con tejidos antiguos, la alta concentración de muebles del siglo XVIII, etc

A lo largo de estas obras de restauración, hemos afirmado nuestra voluntad de convertir a este palacio en un lugar "habitado": no estamos en un museo sino en un monumento. Nuestro objetivo es mostrar a los visitantes lo que significaba vivir en el siglo XVIII, en aposentos que demuestran la excelencia de las artes decorativas de su época.

Cabe destacar que estos espacios son sumamente atípicos. Los dos intendentes del Guardamuebles de la Corona hicieron un amplio uso de las colecciones reales, de las que eran responsables, para amueblar sus aposentos. ¡Estos no son aposentos reales ni de la nobleza de la época!

Ante todo, deseamos mostrar que este era un lugar de vida y también de recepción. Esto es lo que nos llevó a elegir un modo de mediación portátil (unos auriculares conectados, que permiten una visita sonora inmersiva) y evitar cualquier dispositivo multimedia fijo en estos espacios".

¡Sumérjase en el corazón del siglo XVIII en el Palacio de la Marina!