La Plaza de la Concordia ocupa una posición estratégica en París. Entre el Louvre, la Place de la Madeleine, la Asamblea Nacional y los Campos Elíseos, se encuentra en el corazón del ejercicio del poder francés.

A lo largo de sus dos siglos de existencia, ha sido testigo de muchos acontecimientos memorables en la historia de Francia.

Una fiesta que se convierte en drama 

¡Hoy es un día de fiesta en la nueva Plaza de Luis XV! Este 30 de mayo de 1770, el delfín de Francia, futuro Luis XVI, contrae matrimonio con la archiduquesa de Austria, María Antonieta. Para la ocasión se ofreció un gran baile en los salones de honor del Palacio del Guardamuebles de la Corona, y se organizaron dos días de celebraciones en la plaza, para el regocijo de los parisinos. 

Estaba prevista la presentación de los recién casados ante la multitud desde el balcón del Guardamuebles, así como un magnífico espectáculo pirotécnico lanzado desde la plaza.

Miles de parisinos se habían reunido allí, cuando de repente... ¡la fiesta se convierte en una tragedia! Uno de los fuegos artificiales despega desviado, aterrizando sobre la reserva de pirotecnia. La explosión provoca un incendio y una avalancha humana. Los cronistas de la época hablan de 1200 muertos. En realidad, la cifra fue de 133 muertos y varios cientos de heridos. Un drama terrible para uno de los primeros eventos celebrados en la plaza.

 

Louis XVI en costume du Sacre par Antoine-François Callet
Luis XVI en traje de coronación, pintado por Antoine-François Callet (1779)

 

La instalación del obelisco: una proeza técnica

En la década de 1820, Jean-François Champollion, posiblemente el egiptólogo francés más famoso, descifró los jeroglíficos. ¡Un gran avance para la arqueología, pero también enorme descubrimiento para Egipto!
Como agradecimiento, Mehmet Ali, virrey de Egipto, ofrece a CarlosX y a Francia los 2 obeliscos que ornamentaban la entrada al templo de Luxor. Es el propio Champollion quien elegirá aceptar solo el de la derecha en 1830.

Pero transportar un monumento de este tipo (23 m de altura y 222 toneladas), a lo largo de 5000 km, no es tarea fácil. Se construye un barco especialmente para la ocasión, a fin de poder transportar este pesado regalo por el Nilo, en mar abierto y en el Sena. Llegará a París casi dos años y medio más tarde.

 

L’érection de l'obélisque de Louqsor

La erección del obelisco de Luxor el 25 de octubre de 1836, pintado por François Dubois (1836)

 

Finalmente es erigido el 25 de octubre de 1836 en el centro de la plaza, gracias a un ingenioso sistema de máquinas elevadoras y cabrestantes. 

Luis Felipe, que en ese entonces era el rey de Francia, asistió a este momento histórico desde los salones del Palacio de la Marina. No muy seguro del éxito de la operación, y queriendo evitar el ridículo, esperó a que el obelisco estuviese erigido en su pedestal para aparecer en la logia y recibir las ovaciones de la multitud presente. ¡Un buen ejemplo de puesta en escena!

 

¿Lo sabía?

En 1976, la momia de Ramsés II tuvo que someterse a una "cirugía" para salvarla de un ataque de hongos. La operación tuvo lugar en el Museo del Hombre, en París. Para la ocasión, el faraón obtuvo un pasaporte egipcio, que le permitió ingresar en territorio francés. ¿Su profesión? "Rey fallecido". ¡La egiptóloga Christiane Desroches Noblecourt, encargada del proyecto, pidió que el helicóptero que transportaba a la momia pasase por la Plaza de la Concordia, para presentarle su obelisco en pleno corazón de París!

 

La semana sangrienta

Tras la derrota de Francia en la guerra franco-prusiana de 1870 y el asedio de París, la situación política francesa es muy inestable. En marzo de 1871 estalla una violenta insurrección: la  Comuna de París, un período de violencia civil en París que culminó con la "semana sangrienta", del 21 al 28 de mayo de 1871.

Replegado en Versalles, el gobierno lanza una "reconquista" de la ciudad mediante una violenta represión de la insurrección. Los comuneros incendian los edificios  importantes de París para frenar el avance de las tropas de Thiers. Muchos monumentos, archivos y obras de arte desaparecieron durante los disturbios, como el Palacio de las Tullerías o los archivos de París.

El Palacio de la Marina, ocupado hasta entonces por los comuneros, se salvó de la destrucción gracias a dos ciudadanos que se negaron a incendiar el edificio: François Gablin, jefe de equipamiento del Ministerio de la Marina, que vivía en el Palacio, y el contador Ludovic Matillon. Los insurgentes abandonaron el lugar y evacuan a los heridos que se encontraban allí desde el 23 de mayo.

 

Une barricade rue Royale en 1871

Una barricada  en la rue Royale en 1871, fotografiada por Augustin-Hippolyte Collard

 

Secretos de la historia

Durante la Comuna, Gablin esconde de los comuneros tesoros del Palacio de la Marina: platería y medallas en una fosa séptica, y 1600 rifles y pistolas en los conductos de las chimeneas de las habitaciones deshabitadas. 

 

Aviones alemanes en el corazón de París

Para promover el préstamo nacional para la liberación, votado por el Ministerio de la Guerra en septiembre de 1918, se instala en la Plaza de la Concordia una exposición de armas y materiales de guerra capturados a los alemanes.
Al exponer tanques, globos cautivos (una especie de globo aerostático conectado al suelo por un cable), y piezas de artillería, el gobierno desea demostrar la superioridad del ejército francés, capaz de derrotar a la tecnología militar alemana.
Tras el armisticio, una multitud de parisinos destrozó los aviones alemanes que se exhibían frente al Palacio de la Marina.

A partir de 1919, el desfile militar conmemorativo de la victoria se realiza entre el Arco de Triunfo y la Plaza de la Concordia.

 

Avions allemands exposés place de la Concorde saccagés par la foule le 18 novembre 1918

Aviones alemanes exhibidos en la Plaza de la Concordia, destrozados por la multitud el 18 de noviembre de 1918

 

¡París liberada!

Durante la guerra, el Palacio de la Marina fue ocupado por la Kriegsmarine, la armada alemana.

Al amanecer del 25 de agosto de 1944, las tropas del general Leclerc, la famosa 2.ª división blindada, ingresa, en París. Su objetivo: capturar los distritos de la Concorde y de la Ópera, así como la rue de Rivoli, donde se encuentra la sede del alto mando militar nazi. Son las 16:30 h cuando se rinden los últimos soldados alemanes presentes en el Palacio de la Marina, y el teniente comandante Georges Laurent de Faget planta la bandera francesa entre las columnas de la logia. ¡París ha sido liberada!

 

Les habitants cherchent à s'abriter des coups de feu

Los habitantes buscan refugio de los disparos de los francotiradores alemanes durante el ingreso de los aliados en la Plaza de la Concordia el 25 de agosto de 1944.

 

Al día siguiente el general de Gaulle reaviva la llama del soldado desconocido bajo el Arco del Triunfo, y luego recorre los Campos Elíseos hasta la Plaza de la Concordia, donde una multitud jubilosa se ha reunido para celebrar la victoria.

 

¡Descubra otros eventos importantes!

  • Numerosos saqueos tuvieron lugar durante la Revolución Francesa: el robo de armas de las colecciones reales el 13 de julio de 1789, pero sobre todo el espectacular robo de las Joyas de la Corona la noche del 16 de septiembre de 1792.
  • Durante la Revolución Francesa, la guillotina se instala en la Plaza de Luis XV, rebautizada como "Plaza de la Revolución". Luis XVI y María Antonieta serán decapitados allí, así como Robespierre, Danton, Charlotte Corday, Olympe de Gouges, Camille Desmoulins, Antoine Lavoisier y otras 1100 personas.
  • El 6 de febrero de 1934, a raíz de una manifestación antiparlamentaria organizada frente a la Cámara de Diputados, se produjeron enfrentamientos muy violentos entre los manifestantes de las ligas de extrema derecha y la policía. Resultado: 20 muertos y 2300 heridos, convirtiéndolo en el tiroteo más sangriento de la Tercera República. Este hecho marcará profundamente la vida política francesa.
  • Con motivo del bicentenario de la Revolución Francesa, el 14 de julio de 1989, Jean-Paul Goude organiza un impresionante desfile nocturno. En la Plaza de la Concordia, la cantante Jessye Norman canta la Marsellesa vestida con la bandera francesa.
  • Durante el verano de 2007, para el rodaje de la película Seuls Two, dirigida por Éric Judor y Ramzy Bedia, la Plaza de la Concordia se cerró por completo al tráfico: ¡una visión sorprendente!

 

¿Quiere saber más sobre la historia de la Plaza de la Concordia? ¡Lea el artículo completo!